Conectarse

Recuperar mi contraseña


Últimos temas
» Hunter's brotherhood. Cambio de botones, afiliacion elite
Sáb Mayo 18, 2013 5:20 am por Invitado

» IMPORTANTE - Sobre las fichas
Jue Nov 08, 2012 1:59 am por Eingel Yul

» Eloisse Aspurg [en proceso]
Miér Oct 31, 2012 1:54 am por Eloisse Aspurg

» Registro de empleo
Mar Oct 23, 2012 9:44 pm por Aïniriel

» Registro de avatar
Mar Oct 23, 2012 9:43 pm por Aïniriel

» Ficha de Aïniriel
Mar Oct 23, 2012 9:40 pm por Jon Winter

» Aerandir, el mundo desconocido. l Afiliación normal l
Mar Oct 23, 2012 10:28 am por Invitado

» Ficha de Jon Winter
Sáb Oct 20, 2012 10:07 am por Eloisse Aspurg

» Ficha modelo
Miér Oct 17, 2012 9:31 pm por Jon Winter

El contenido de este foro está sujeto a la licencia de Creative Commons. El plagio parcial o total de los personajes, los temas personales o cualquier otro dato perteneciente a los usuarios y a la administración será denunciado a foroativo.
Licencia Creative Commons

Cambio de aires [Lucas Flynt]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Cambio de aires [Lucas Flynt]

Mensaje por Jon Winter el Vie Sep 14, 2012 2:06 am

Tras cerrar la puerta con fuerza, Jon se quedó de espaldas a esta, mirando a su habitación. Siempre había sido un refugio para él, un sitio donde podía esconderse cuando las cosas iban mal para que dejasen de hacerlo. Siempre había sido así. Cansado, se tiró en la cama de espaldas, suspiró y cerró los ojos. Y volvió a abrirlos de inmediato, pues cuando los cerraba volvía a recordar la escenita que había montado en el comedor. Se incorporó y se quedó sentado en el borde de la cama. Quería dormir, pero no podía dormir. ¿Y entonces…?

Hizo caso omiso a las suplicas silenciosas de Nieve reclamando su atención, se levantó y se dirigió a la pared de la ventana, o todo lo que pudo, ya que debajo estaba su escritorio, con una vela, una pluma, tintero y unos cuantos pergaminos sin estrenar. . Abrió la ventana para que entrase aire… pero ni para eso tuvo suerte. La noche estaba calmada, demasiado calmada, y ni las motas de polvo revoloteaban en el ambiente. Todo estaba ya dormido. Todo menos Jon. Cuando Jon se giró, vio que Nieve, harto de no obtener lo que quería, se había subido a su cama y se había dormido. Jon esbozó una sonrisa triste. Al menos uno de los dos podría conciliar el sueño aquella noche.

Pero que su lobo ya estuviese dormido no hacía sino acrecentar su sensación de soledad. Vagando sin rumbo entre aquellas cuatro paredes, dio con una piedra para afilar su espada, pero no tenía a Garra con él. En cambio, la reina sí. Soltó un suspiro de frustración. La reina lo tenía todo. No… todo no. Se quedó pensativo mirando a la ventana…

… y cuando se quiso dar cuenta, la locura lo había invadido de nuevo y se encontraba subido sobre el escritorio. Los pergaminos habían caído al suelo y el tintero se había derramado sobre la mesa, pero Jon no se detuvo ni por un instante. Estaba decidido. Aún había una cosa que la reina no le había quitado, o a alguien. Y ese alguien vivía en el poblado y había sido desde siempre como un hermano para él. Tenía que llegar allí como fuese.

Sacó primero un pie por la ventana y después otro, y después una mano y la otra, y enseguida se deslizaba hacia abajo por el muro de piedra, hundiendo los pies y las manos en las hendiduras de las rocas. Y en menos de lo que se esperaba, se encontraba en el patio, con el portón de salida frente a él y la entrada al castillo a sus espaldas. Miró un par de veces a su alrededor en busca de alguien, mas no lo encontró. Sonrió aliviado y se relajó… pero unos ruidos a sus espaldas le hicieron quedarse como petrificado unos instantes, y enseguida acabó corriendo hacia unos enormes barriles junto al portón. Desde el borde de su escondrijo, vio como un carro grande, tirado por cuatro caballos, salía del castillo cargado de todo tipo de mercancías, seguramente víveres y especias de la zona para abastecer a otras zonas del Valle. Esa era su oportunidad, antes de que se cerrasen los portones, pues con la oscuridad nadie le vería.

Se colocó mejor en su posición y esperó hasta que el carro hubo pasado casi completamente, y entonces se escabulló entre las sombras en dirección al portón. Apretó el paso cuando vio que se cerraban, sin dejar de pensar que no le daría tiempo, que la reina le pillaría,… pero tuvo suerte aquella vez, de eso se percató cuando, al mirar atrás, vio cerrados los portones de la muralla. Sonrió, pero adoptó rostro serio cuando se llevó inconscientemente la mano a la espada y vio que no estaba allí. Esperaba no sufrir ningún contratiempo por el camino.

Los dioses también fueron bondadosos aquella vez. Atravesó la calle principal del poblado sin cruzarse con nadie, persona o animal, intentando no pensar, no sentir. Entonces comenzó a llover. Se quedó quieto unos segundos, al principio, mirando hacia arriba, cuando le cayó la primera gota, pero al ver el primer relámpago se lo pensó mejor y decidió darse más prisa en llegar a casa de su amigo. Supo que había hecho lo correcto cuando empezó a diluviar, y pronto notó el pelo y la ropa empapados.

Por suerte, estaba cerca. Un relámpago iluminó el pueblo como si del mismísimo sol se tratara, y para su alivio descubrió que casi había llegado: apenas unos pasos más, y estaría en casa de Lucas. Se apresuró en llegar, quizá demasiado, pues resbaló con un charco de barro y estuvo a punto de caer. Pero los dioses volvieron a sonreírle y permitieron que recuperase el equilibrio antes de caer. Desde entonces, su ritmo fue apresurado pero cauto.

Y unos pocos minutos después allí estaba, frente a él. Era una casucha con una sala de estar que hacía las veces de comedor, cocina y salón, y tenía dos dormitorios pequeños pero acogedores. A Jon le bastaba con eso, y más en ese momento. Sin fijarse si dentro había o no luz, llegó a la puerta y la golpeó con los nudillos, esperando que alguien le abriese. Sólo lamentaba que sus golpes pudiesen despertar a su madre: sabía de sobra que Lucas no estaría dormido, no tan “pronto”.





Jon Winter
A bastard of two worlds
avatar
Jon Winter
Lider de los renegados
Lider de los renegados

Mensajes : 276
Fecha de inscripción : 10/05/2012
Edad : 26
Localización : Palacio del Norte

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Cambio de aires [Lucas Flynt]

Mensaje por Lucas Flynt el Vie Sep 14, 2012 3:14 am

Lucas y su madre habían pasado buena parte de la mañana, y también de la tarde, en el bosque, recogiendo leños y trozos de madera secos para los fuegos y cazando alguna pieza que otra. Por las nubes y el clima bochornoso, se sabía que se avecinaba tormenta, y más les valía estar bien suministrados y calientes cuando esta llegase.

Tuvieron suerte, pues esta no empezó hasta bien entrada la noche, cuando la madre de Lucas llevaba horas durmiendo y este removía los trozos de madera de la chimenea con el atizador. Cuando vio el primer relámpago, no pudo sino dar gracias a los dioses porque aquel tormentón le hubiese pillado ya en su casa, refugiado frente al fuego y con comida para su madre y él para varios días.

Oyó un ruido junto a la puerta, un golpe seco. Lucas se asomó a la ventana, pensando que seguramente fuese el ruido de algún rayo; eran muy comunes cuando había tormenta, y más cuanto más cerca del bosque se encontrasen. No le dio mayor importancia, y volvió a ocupar su lugar de antes, sentado en el suelo junto al fuego, removiendo de cuando en cuando los leños de la chimenea. Lo peor que tenían las tormentas era que ni por todo el oro del mundo iba a las tabernas, sino que se quedaba a salvo, en casa, rodeado de aquellas cuatro paredes de madera a las que llamaba su hogar. No es que se quejase… pero en las tabernas había más ambiente y no se aburría tanto.

Volvió a oír el mismo ruido en la puerta y giró la cabeza, alerta a cualquier ruido. Aquello no era un rayo. Alguien estaba llamando a su puerta. Permaneció quieto, esperando oír voces, agarrando el atizador con firmeza,… pero no oyó nada, nada aparte de la tormenta. Con el ceño fruncido, se levantó despacio y sin hacer ruido y se dirigió hacia la puerta. Con una mano, levantó en el aire el atizador para coger fuerza y tenerlo listo para el ataque mientras con la otra hacía girar el pomo de la puerta. La puerta chirrió al abrirse mientras él intenta definir los contornos de la sombra que era el intruso de la puerta.

- ¿Quién sois y qué buscais en mi casa que no podais encontrar en otras?

Fulminó a la sombra con la mirada. Por muy bromista y abierto que fuese, los intrusos eran los intrusos. La gente común no iba de visita en plena noche, y menos con semejante temporal.

Mas no hizo falta que la otra persona contestase. Un relámpago bien fuerte iluminó el lugar de tal forma que no hubiese podido envidiar al sol… y fue entonces cuando el atizador se le cayó de la mano y resonó en el suelo con un sonoro golpetazo. Pero no lo oyó. Ni tampoco dijo nada. Su boca se había abierto en señal de sorpresa. Entonces, un relámpago, más flojo que el anterior, le devolvió a la realidad.

- ¡Jon! Porque eres Jon, ¿verdad? – “qué tontería de pregunta, intruso o no, igualmente sería Jon”, pensó. De modo que, sin esperar respuesta, le examinó el rostro en busca de rasgos reconocibles… y los encontró. Sonrió, pero la sonrisa se le quedó congelada al ver el rostro de su amigo. De primeras, con la sorpresa, no se había fijado bien, pero por su cara sabía que algo iba mal. – ¿Qué ha pasado? ¿Va todo bien?




avatar
Lucas Flynt
Ejército de renegados
Ejército de renegados

Mensajes : 34
Fecha de inscripción : 08/08/2012
Edad : 36

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Cambio de aires [Lucas Flynt]

Mensaje por Jon Winter el Vie Sep 14, 2012 3:31 am

Jon esperó pacientemente junto a la puerta para que Lucas abriera, no tenía nada mejor que hacer. Esperó, esperó y esperó. De haber sido otras las circunstancias, habría buscado cualquier ventana abierta y se habría colado por ella, pero con aquel temporal no tendría ninguna abierta, lógicamente,… y además, no estaba de humor. Siguió esperando, mientras notaba como la lluvia le calaba la ropa hasta el cuerpo y notaba el pelo pegado molestamente en la frente. Se lo abría apartado de no haber estado abrazándose los brazos para resguardarse un poco del aire.

Por fin, su amigo le abrió. Y para desgracia de Jon, no pareció reconocerle, al menos al principio. Estuvo apunto de responder que buscaba compañía y cobijo cuando vio como su amigo ponía expresión de sorpresa y dejaba caer ¿un atizador? Asintió levemente con la cabeza cuando dijo su nombre.

- El mismo. Me alegra verte.

Aunque por su tono de voz, demasiado serio incluso para Jon, nadie habría dicho lo contrario. Su amigo le examinó el rostro y sonrió, y por un instante, sólo por un instante, Jon estuvo tentado de devolverle la sonrisa… hasta que hizo la pregunta mágica

- No pasa nada. Todo va bien. - Ni él mismo se habría creído su propia mentira, pero aquello fue lo mejor que lo pudo hacer en ese momento – ¿Y tú qué tal?

Mientras, los relámpagos continuaban y la lluvia cambiaba de dirección según la dirección en que soplase el viento… el cual provocaba escalofríos a Jon.

- ¿Puedo pasar? – preguntó educadamente – ¿y tu madre? ¿No la habré despertado, verdad? No quiero molestar…

Aquello último lo dijo en un murmullo poco audible con los ruidos de la tormenta de fondo, más para sí que para su amigo. Le había pedido cobijo y compañía, pero Jon no quería molestar a su amigo. Se imaginó regresando al castillo en medio de aquella tormenta, y se sintió aún peor al imaginarse a Eloisse mandándole sus sanadores a sus aposentos para curarle la probable gripe que podía pillar. Suspiró y se miró los pies, afligido.





Jon Winter
A bastard of two worlds
avatar
Jon Winter
Lider de los renegados
Lider de los renegados

Mensajes : 276
Fecha de inscripción : 10/05/2012
Edad : 26
Localización : Palacio del Norte

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Cambio de aires [Lucas Flynt]

Mensaje por Lucas Flynt el Dom Sep 16, 2012 11:00 am

Entrecerró los ojos ante el particular saludo de Jon y se quedó mirándolo extrañado. “Cualquiera lo diría”, pensó viendo su cara. Y estuvo tentado de decirlo… hasta que cayó en la cuenta de que aquella cara tendría un motivo y se lo calló por respeto. Aunque se alegraba de verle, y por eso, aun así, no pudo evitar sonreír.

No se creyó que Jon estuviese tan bien como decía, pues su tono no resultó nada convincente, y por eso, cuando Jon le preguntó como estaba él, se limitó a mirarlo con el ceño fruncido y los ojos entrecerrados y a encogerse de hombros sin decir ni una sola palabra, preguntándose que demonios había pasado. Se estaba empezando a poner nervioso.

No se dio cuenta del rato que se le debió quedar mirando hasta que Jon le preguntó si podía pasar. Entonces volvió a la realidad, a la tormentosa y lluviosa realidad, frente a su empapado y atormentado amigo. Hizo un movimiento despreocupado con la mano cuando le preguntó por su madre.

- No te preocupes, está bien y duerme igual que siempre. Además, tú nunca molestas. – se apartó a un lado para dejar pasar a su amigo, no sin antes agacharse a recoger el atizador caído para evitar que alguno de los dos tropezase – Cierra la puerta al entrar y ponte frente al fuego, estás empapado.

Sin fijarse en como y qué hacía su amigo, se dirigió hacia el fuego y dejó a mano el atizador por si Jon lo necesitaba mientras estaba ahí. Se quedó mirando el movimiento hipnótico de las llamas durante unos segundos, antes de girarse hacia Jon. Se quedó mirándolo con la cara ladeada, sujetándose la barbilla.

- Quítate la ropa si no quieres pillar una pulmonía. Y no te preocupes por mi madre, ya te he dicho que no se ha despertado, si no ya la habrías oído gritar – dijo antes de que le diese tiempo a Jon. No dejaba de bendecir a los dioses por aquello, por el inusitado don para dormir que tenía su madre – Te traeré ropa seca y unas mantas para que estés cómodo. Y después hablaremos.

Sonó autoritario, tal como un padre se dirige a su hijo cuando le da una regañina, y por un momento pareció más ser Brandon que Lucas. Hablarían. ¡Ya lo creía que si hablarían!




avatar
Lucas Flynt
Ejército de renegados
Ejército de renegados

Mensajes : 34
Fecha de inscripción : 08/08/2012
Edad : 36

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Cambio de aires [Lucas Flynt]

Mensaje por Jon Winter el Dom Sep 16, 2012 11:24 am

Jon obedeció dócilmente a su amigo. Entró, cerró la puerta tras de sí, y se sentó en el suelo frente al fuego. Pese a su estado anímico, no pudo evitar sentir cierto alivio cuando el calor del fuego contrarrestaba el frío y la humedad de su ropa y sus miembros empapados por la tormenta. Permaneció así un rato hasta que se dio cuenta de que Lucas lo estaba mirando, y mantuvo contacto visual con él. Y en efecto pronto empezó a hablar.

Jon iba a manifestar de nuevo su preocupación por si la madre de Lucas se despertaba, pues lo que menos quería era causar molestias, pero el comentario de su amigo antes incluso de que él pudiese expresarlo en voz alta le hizo tragárselo y cerrar la boca. Se quedó mirando el fuego y asintió secamente con la cabeza al comentario que hizo Lucas justo antes de desaparecer, pero no se dio prisa por desvestirse. Aún estaba pensando en los acontecimientos de su particular velada con su madrastra. Desde los comienzos aparentemente cordiales y educados hasta cuando había acabado por desnudarla con el afilado filo de Garra, su espada perdida en el castillo, y como, por culpa de su distracción, había acabado siendo desarmado y llevado a sus aposentos. “Al menos pude estar con Nieve”, pensó.

Nieve, su lobo blanco, al que había dejado abandonado, solo, dentro de su habitación, sin que este se hubiese siquiera despertado. El remordimiento le invadía el cuerpo, pero ya era tarde para hacer nada. ¿Qué podía hacer ya a esas alturas? Había escapado del castillo, no volvería de nuevo a él. Y además, Nieve no sabía escalar muros, por muy ágil y atlético que fuese. Sus caminos corrían separados al menos en aquello.

Y aun sabiéndolo, no pudo evitar echarle de menos. Nieve, su fiel y único amigo en el castillo (pues con Christopher no podía mostrarse demasiado cordial con Eloisse delante) y que había estado a su lado a las duras y a las maduras. Nieve, al que había dejado atrás. Durante unos instantes, en las llamas, le pareció ver sus ojos, rojos como la sangre, y no pudo evitar sentir un escalofrío. Luego se dio cuenta de que lo que había visto era un leño y de que el frío de la lluvia se le había metido hasta los huesos, mas aún seguía vestido y no se había quitado ni las botas.





Jon Winter
A bastard of two worlds
avatar
Jon Winter
Lider de los renegados
Lider de los renegados

Mensajes : 276
Fecha de inscripción : 10/05/2012
Edad : 26
Localización : Palacio del Norte

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Cambio de aires [Lucas Flynt]

Mensaje por Lucas Flynt el Dom Sep 16, 2012 11:41 am

Tras dejar a Jon frente a la chimenea, Lucas avanzó decidido a su habitación, no sin antes asomarse a la puerta del cuarto de su madre para comprobar que siguiese durmiendo igual de tranquila que siempre. Una vez en su cuarto, Lucas abrió su armario y se puso a rebuscar entre montones y montones de ropa, sin dejar de refunfuñar ante las reliquias que encontraba. En ocasiones como aquella, lamentaba no tener mucho dinero. Sabía que a Jon eso no le importaba… pero a él sí; su amigo, pese a su condición, vivía con unos lujos que otra gente, como Lucas y su madre, no se podían permitir. Sabía que Jon no diría nada, pero aún así le dolía.

Tardó un buen rato en dar con prendas de ropa que le valiesen a Jon, pues Lucas era más alto y esbelto que su amigo, sin duda por sus diferentes sangres. La madre de Jon era una humana del Oeste, pero su identidad nadie, ni su propio hijo, la conocía… a excepción del rey Robert. “Pero ahora está muerto, y el secreto murió con él”. Sintió rabia y pena por su amigo, y también enfado hacia el difunto rey; su amigo habría merecido saber quien era su madre, aunque fuese una fulana de un burdel como murmuraban las malas lenguas.

Al final, bastante satisfecho de sí mismo dadas sus posibilidades, dio con varias prendas de su padre que no dudaba que a Jon le quedarían bien. “Aunque los pantalones igual son un poco largos, pero con las botas ni se nota”, pensó. Dobló cuidadosamente la ropa en un vano intento de que se eliminasen las arrugas por tener la ropa mal guardada en el armario, y, tras amontonarlo todo y cargarlo en sus brazos, abandonó su habitación y fue al salón a reunirse con Jon de nuevo.

Frunció el ceño con los ojos entrecerrados cuando vio que no se había movido de su posición anterior. Lucas estaba muy nervioso. ¿Qué narices había pasado para que su amigo estuviese así? Intentó hacer memoria de otras veces, siendo más pequeño, en que lo hubiese visto en una situación similar, y no supo dar con ninguna. Ahí pasaba algo raro. La inquietud de Lucas era aún mayor cuando dejó el montón de ropa a un lado de Jon y se quedó mirándole desde arriba, muy serio, sin rastro de sus bromas habituales.

- Desnúdate. Ya.

En ese momento, recordó a su hermana, cuando, siendo más pequeños, en una tarde lluviosa, poco antes de que enfermara, había estado jugando, chapoteando en el barro, y la había llamado desde dentro de la casa y la había ayudado a quitarse la ropa mojada y ponerse ropa seca para entrar en calor. En ese momento, Lucas veía a Jon como si fuese su hermana. Por debajo de la inquietud y el nerviosismo, Lucas no pudo evitar sentirse triste (por el recuerdo de su hermana muerta) y divertido; de haber sido otra la ocasión, probablemente no hubiese sabido contener una carcajada y habría bromeado con peinarle a Jon su rizado pelo en unas graciosas coletitas.




avatar
Lucas Flynt
Ejército de renegados
Ejército de renegados

Mensajes : 34
Fecha de inscripción : 08/08/2012
Edad : 36

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Cambio de aires [Lucas Flynt]

Mensaje por Jon Winter el Lun Sep 17, 2012 10:43 am

Jon se sobresaltó al lo que resultó ser Lucas dejando los montones de ropa en el suelo. Entonces se acordó de que antes de ir a por ella, su amigo le había dicho que se desnudara, y Jon se sintió mal por no haberle hecho caso, incluso notó como se le encendieron levemente las mejillas,... pero lo hecho, hecho estaba (o mejor dicho, lo no-hecho, no-hecho estaba).

Cuando Lucas le dijo, más serio, que se desnudara, Jon se levantó lentamente y comenzó, en efecto, a desnudarse. Primero la parte de arriba, luego la parte de abajo y después las botas. No fue fácil, sin embargo: la lluvia le había calado toda la ropa y se le había pegado a la piel... y además, cuando se quitaba la ropa tenía frío. No era una sensación agradable, aunque, por lo menos, Lucas habías tenido la decencia de llevarle algunas mantas.

Lo peor de todo fue quitarse las botas. No recordaba habérselas anudado tanto, y de hecho, como comprobó después, no lo había hecho. El agua y la humedad habían hecho que hiciese efecto vacío en sus pies, y necesitó de varios intentos hasta que al fin pudo sacárselas. Cuando por fin lo consiguió, el agua salió de ellas y fue a parar al suelo, formando un charco donde se encontraban.

- L-lo... lo s-siento.

Los dientes le castañeteaban del frío, y sin pensárselo dos veces cogió una manta del montón que le había llevado Lucas y se la echó por los hombros. Alivió un poco el frío, pero no del todo; iba a necesitar por lo menos otras dos y un buen rato frente al fuego hasta que aquella molesta sensación desapareciese por completo.

Miró hacia abajo mientras no dejaban de castañetearle los dientes. Estaba desnudo, a excepción de la manta que tenía echada por encima y de los calzones que tapaban sus partes íntimas; gracias a los dioses era lo único que estaba seco y no había tenido que quedarse como su madre anónima lo trajo al mundo, o como Eloisse en el comedor...

- Es... estaba desnuda. La he visto, la he visto desnuda.

Apenas fue un murmullo, pero ya no era capaz de contenerlo más tiempo. Eloisse, la mujer que tanto le había odiado durante toda su vida, o al menos que él pensase, no poseía un físico en concordancia con el interior. Por extraño que pareciese, era... era hasta bonita. Y por más que fuese, era la primera a la que había visto desnuda. Y la primera a la que había desnudado.

- Garra la desnudó. Yo la desnudé.

Entonces, sin saber que hacer, cogió la ropa del montón y comenzó a ponérsela sin hacer ningún comentario. Cuando terminó, varios minutos después, volvió a echarse la capa sobre los hombros, y otra encima de aquella, y, tras comprobar que los viejos charcos estuviesen secos, se sentó frente al fuego con las rodillas en el pecho y abrazándose las piernas. Colocó la barbilla sobre las rodillas y sus ojos se perdieron entre las cálidas llamas, intentando no pensar en nada. Estaba enfadado con Eloisse por sus duras palabras, pero no se había enfadado precisamente al verla desnuda y eso le hacía sentirse mal, mal y confuso. Era como una pescadilla que se estuviese mordiendo la cola.





Jon Winter
A bastard of two worlds
avatar
Jon Winter
Lider de los renegados
Lider de los renegados

Mensajes : 276
Fecha de inscripción : 10/05/2012
Edad : 26
Localización : Palacio del Norte

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Cambio de aires [Lucas Flynt]

Mensaje por Lucas Flynt el Lun Sep 17, 2012 11:12 am

Lucas meneó despreocupadamente la mano ante la disculpa de su amigo; era lógico que dejase agua en el suelo, se había comido todo el diluvio. Intentó aguardar pacientemente a que su amigo comenzase a vestirse, aunque por dentro estaba hecho un mar de nervios; al menos, Jon tuvo la decencia de echarse una manta por encima, pero Jon no aguantaba el frío norteño como él y no debería quedarse así tan alegremente.

Entonces, unos murmullos de su amigo, le hicieron pensar en lo que hubiese podido alterarlo. Dijo algo de una mujer a la que había visto desnuda, a la que había desnudado con su espada. Observó, inquieto, como se apresuraba a vestirse y Lucas le dejó por miedo a que sus intentos de ayudarle le fuesen a echar para atrás. Cuando por fin terminó, vio como se sentaba en el suelo con dos mantas sobre los hombros y, después de recoger la ropa mojada del suelo y dejarla en un montón aparte, cogió la otra manta, se sentó junto a Jon y se la echó por encima, tapándole incluso la cabeza.

- Tienes el pelo empapado, ¿lo sabías?

Aunque lo cierto era que, después de un rápido vistazo, Lucas se dio cuenta de ya no chorreaba agua. Al menos el fuego de la chimenea iba haciendo su efecto. por eso, alcanzó el atizador con la mano y movió distraídamente las brasas de la chimenea para avivar la llama. Tras un rato removiéndolas, volvió a dejar el atizador en su sitio, se calentó las manos y suspiró llevándoselas a la parte posterior de la cabeza, con pose relajada.

- Así está mejor. Y dime, auqella mujer,... ¿acaso era tan fea? ¿O es que habeis tenido una traumatizante noche de sexo salvaje y te has traumatizado, pequeñín?

Quiso quitar el hierro al asunto gastándole esa pequeña broma, con la esperanza de que su amigo voviese a ser el de siempre. Sin embargo, no podía evitar seguir nervioso por aquello. Las "noches de sexo salvaje" duraban toda la noche, como su propio nombre indicaba, y apenas había pasado la medianoche; de haber sido ese caso, Jon y su amiga aún estarían en plena faena. Además, no podía evitar darle vueltas a la identidad de la chica; lucas sabía que su amigo no era de los que frecuentaba burdeles, ni tan siquiera pasaba frente a su puerta. ¿Entonces?

La primera en quien pensó fue en Rosalind. Aunque su amigo no se lo hubiese dicho, era obvio de que no sentía hacia ella sólo el típico sentimiento de amistad, sino algo más. ¿Pero tanto? Lucas, conociendo como conocía a su amigo, no sabía que pensar. Optó por la solución más simple: dejar de comerse la cabeza y mirar con gesto curioso y divertido a su amigo, en espera de su respuesta. Mientras, afuera, el golpeteo de la lluvia contra las ventanas de su casa inundaba el silencio.




avatar
Lucas Flynt
Ejército de renegados
Ejército de renegados

Mensajes : 34
Fecha de inscripción : 08/08/2012
Edad : 36

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Cambio de aires [Lucas Flynt]

Mensaje por Jon Winter el Lun Sep 17, 2012 11:31 am

Jon escuchó las palabras de su amigo sin apartar la vista del fuego; estaba como hipnotizado, intentando ver en él algo más que unas simples llamas, como si su Destino le fuese a ser revelado si seguía mirando. Pero, como él mismo sabía, aunque no quisese pensarlo, no era más que otro vano intento por buscar una vía de escape, una vía de escape que le permitiese retroceder en el tiempo para borrar los acontecimientos de aquellos dos días fatídicos, una vía de escape inexistente.

Suspiró y giró la vista hacia Lucas, con gesto serio y confuso, aunque clavó la mirada en un punto justo detrás de él y habló con la mirada perdida.

- Eloisse. He desnudado a la reina.

Entonces, cuando se quiso dar cuenta, se encontraba hablando de todo aquello de lo que había querido huir. El encontronazo con Eloisse y Greg en los jardines el día anterior, todo lo que se habían dicho y lo que no se habían dicho, su casi duelo de espadas con el caballero y las duras palabras de unos y otros que habían acabado por poner fin a su presencia allí. La mañana que había pasado con Brad en sus territorios cuando, aquella mañana, buscaba una vía de escape a los acontecimientos del día anterior; le contó como no había podido contener las lágrimas y como su amigo le había consolado. También le contó lo inútil que había sido para el encontronazo con Eloisse en el comedor. Le contó la cena que habían compartido, y como la cordialidad inicial había acabado con sus vanos intentos de suicidio y con un desafío para desarmarlo. Le contó como la reina había dado la vuelta a la tortilla cuando le había dicho que la desarmase a ella, e incluso el miedo que sintió cuando su espada desgarró lo que resultó ser la tela del vestido de Eloisse. No quiso mirar la cara de su amigo, pues temía parar si se detenía. Siguió contándole como Eloisse le había pillado desprevenido y le había desarmado, como le había puesto guardias en su habitación y como él, Jon, como hijo de su padre, les había marcado los límites de lo que no podían ni iban a hacer. Por último, le contó como había escapado de allí y llegado hasta su casa en mitad de la tormenta.

- ... y bajé por la pared de piedra gracias a las muescas entre unas y otras. Acabé en el patio, y aproveché la salida de los carromatos de mercancías para colarme por las puertas de la muralla y salir yo también. Ya en el poblado me pilló la tormenta... y aquí me tienes. - paró para respirar, pues hasta que no le faltó el aire no notó que había dicho aquello de carrerrilla, sin pausas siquiera - No podía quedarme en el castillo, y no tenía otro sitio al que acudir

Se disculpó, mirando, esta vez sí, a Lucas con expresión de tristeza. Después, volvió la vista al frente y se arrebujó en sus mantas, agradeciendo la creciente calidez que le aportaban junto con el fuego. Lo peor del frío ya había pasado, y aunque tuviese el pelo húmedo ya no era como al principio.





Jon Winter
A bastard of two worlds
avatar
Jon Winter
Lider de los renegados
Lider de los renegados

Mensajes : 276
Fecha de inscripción : 10/05/2012
Edad : 26
Localización : Palacio del Norte

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Cambio de aires [Lucas Flynt]

Mensaje por Lucas Flynt el Lun Sep 17, 2012 9:56 pm

Al principio no entendió lo que le quería decir Jon con el "he desnudado a la reina" y seguía preguntándose si tan traumática habría sido la experiencia para su amigo... y entonces, el rostro de la reina vino a él, y después su cuerpo completamente desnudo, tal y como él se lo imaginaba. Los labios se le quedaron secos y las mejillas le ardían al rojo vivo, y la sensación de estupor no desaparecía de su rostro. La reina, desnuda. Jon la había desnudado. Jon la había visto desnuda. No pudo evitar sentir algo de envidia, aunque rápidamente lo reprimió. ¿Qué habría pasado para que Jon hubiese acabado desnudando a su madrastra? Aunque estaba seguro de que fue algo accidental, pues ni mucho menos se querían tanto como para eso,... Le embargaba la curiosidad.

Entonces Jon empezó a hablar. Al principio no se enteraba de nada, no sabía que tenía que ver lo de los jardines y el rey Bradley con haber desnudado a Eloisse, pero después, cuando llegó a la parte de lo de la cena, comenzó a atar cabos. Su expresión se fue haciendo más sombría conforme oía las palabras que habían intercambiado madrastra e hijastro, y más aún cuando Jon le comentó como si nada su casi-intento de suicidio. ¿¡Pero es que estaba loco!? Tuvo que contenerse para no zarandearle y echarle una bronca del copón por aquello, pero lo consiguió, y pudo mantenerse sereno hasta el final, hasta que Jon le dijo como había escapado de sus aposentos y como y por qué había llegado a su casa.

Observó por el rabillo del ojo como Jon se acurrucuaba contra sus mantas mientras no dejaba de pensar en la mejor forma para echale la bronca que se merecía y no ofenderle; si se había puesto así por su madrastra, con la que nunca había congeniado, no quería imaginarse como podría llegar a estar si él intervenía. Pero Lucas, para su frustración, no encontraba las palabras adecuadas. Solo podía pensar en "eres imbécil" y en "eso es propio de un crío, no del hijo de un rey", pero no daba con palabras menos duras. Se masajeó las sienes y cerró los ojos con fuerza, pero nada, no consiguió lo que deseaba.

Y al final, después de darle tantas vueltas y no llegar al término que quería, optó por la otra opción: aplazarlo. Lo meditaría con su almohada y hablarían como hombres adultos al día siguiente. Así además también le daba a su amigo la oportunidad de serenarse.

- Está claro que ahora no puedes pensar con claridad. Pues descansa, entonces, y mañana será otro día. - se levantó, estiró los brazos para desperazarse y se volvió hacia Jon con gesto de advertencia - Pero no creas que te vas a escaquear. Soy tu amigo, y como tal me creo en la obligación de decirte un par de cosas. Mañana. O cuando sea que vayas a estar listo. A mí me da igual, puedes quedarte aquí todo el tiempo que quieras.

Una punzada de remordimientos le embargó. Jon podía estar ahí todo el tiempo que quisiera, pero... ¿qué pasaba con la reina? Estaba claro que Jon la había desafiado con su huida, y más teniendo en cuenta que había apostado a unos guardias en su puerta. ¿Qué pasaría a la mañana siguiente? Lucas no quería pensar si tenía que elegir entre ocultar a su amigo y que su madre estuviese a salvo. Jon era como su hermano, pero... No quería verse en la obligacion de elegir.




avatar
Lucas Flynt
Ejército de renegados
Ejército de renegados

Mensajes : 34
Fecha de inscripción : 08/08/2012
Edad : 36

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Cambio de aires [Lucas Flynt]

Mensaje por Jon Winter el Dom Sep 23, 2012 11:30 am

Jon sonrió con sinceridad ante las palabras de su amigo. No había pasado por alto el "pero no creas que te vas a escaquear", pero agradeció que lo tuviese en su casa, con lo pequeña que era y el poco espacio que tenía libre, en vez de echarlo de allí en medio de aquella tormenta. La gratitud que sintió hacia su amigo en aquel momento fue lo que le llevó a levantarse, con las mantas aún echadas por los hombros.

- Gracias, Lucas. Sé que no debería haberte puesto en este aprieto. Gracias, de verdad.

Lucas respondió con encogimiento de hombros y guió a Jon hasta su (enana) habitación, como un cuarto de la suya, y eso que no era de las más grandes del castillo. Entonces cayó en la cuenta de algo. Había acudido a Lucas en busca de refugio y compañía, pero no recordaba que no disponía de camas libres. En ese momento, se sintió culpable de haber acudido a él.

- Y-yo no... no debería estar aquí. Dirás que no, pero sé que incordio más que otra cosa.

La respuesta de Lucas volvió a ser negativa, pero Jon era tan terco como su amigo, y frunció el ceño. "No pasa nada en reconocerlo, ¿por qué no lo reconoce?". Al final se las apañaron extendiendo unas mullidas y calentitas lanas a los pies de la cama de Lucas, y tirando unas gruesas mantas encima para que su ocupante pudiese arroparse y no pasase frío. Lucas hizo además de acostarse en su cama improvisada, pero Jon no se lo permitió, y al final, Lucas cedió y se acostó malhumorado en su cama, mientras Jon se acomodaba entre las lanas y las mantas hasta encontrarse a gusto. Su piel ya estaba seca, y Lucas le había dejado una vijea túnica de lana de su padre para no estar con el pecho desnudo, algo que entonces agradeció a las mil maravillas.

Se quedó en silencio, pensativo, contemplando el destello de los relámpagos contra la ventana cerrada del cuarto de Lucas cuando un ruido le sobresaltó. "Un oso", pensó. pero los osos no salían con las tormentas, y menos de noche. El ruido se repitió. Aquella vez supo ubicarlo: un ronquido. Jon torció una sonrisa. "Al menos uno de los dos podrá dormir esta noche".

Pero estaba equivocado. El ruido relajante de las respiracioes y los ronquidos de su amigo, junto al repiqueteo de la lluvia contra los cristales, fueron aletargando a Jon hasta que no pudo tener los párpados cerrados por un segundo más. Y por fin, tan pronto se quedó dormido, su deseo se hizo realidad: aquel día tan horrible había llegado a su fin.


OFF: Lucas me dio permiso para manejar a su personaje


FIN DEL ROL





Jon Winter
A bastard of two worlds
avatar
Jon Winter
Lider de los renegados
Lider de los renegados

Mensajes : 276
Fecha de inscripción : 10/05/2012
Edad : 26
Localización : Palacio del Norte

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Cambio de aires [Lucas Flynt]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.