Conectarse

Recuperar mi contraseña


Últimos temas
» Hunter's brotherhood. Cambio de botones, afiliacion elite
Sáb Mayo 18, 2013 5:20 am por Invitado

» IMPORTANTE - Sobre las fichas
Jue Nov 08, 2012 1:59 am por Eingel Yul

» Eloisse Aspurg [en proceso]
Miér Oct 31, 2012 1:54 am por Eloisse Aspurg

» Registro de empleo
Mar Oct 23, 2012 9:44 pm por Aïniriel

» Registro de avatar
Mar Oct 23, 2012 9:43 pm por Aïniriel

» Ficha de Aïniriel
Mar Oct 23, 2012 9:40 pm por Jon Winter

» Aerandir, el mundo desconocido. l Afiliación normal l
Mar Oct 23, 2012 10:28 am por Invitado

» Ficha de Jon Winter
Sáb Oct 20, 2012 10:07 am por Eloisse Aspurg

» Ficha modelo
Miér Oct 17, 2012 9:31 pm por Jon Winter

El contenido de este foro está sujeto a la licencia de Creative Commons. El plagio parcial o total de los personajes, los temas personales o cualquier otro dato perteneciente a los usuarios y a la administración será denunciado a foroativo.
Licencia Creative Commons

¿Cómo rolear?

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

¿Cómo rolear?

Mensaje por Eloisse Aspurg el Vie Jul 20, 2012 8:30 am

Como sabéis, espero, se trata de crear un personaje y desenvolverse con él en diversas situaciones. Hay dos formas de rolear: la narrativa, y los dados (que en verdad combina también el modelo narrativo). Esto se entiende mucho mejor con la explicación que Jon os ofrece en el post sobre el rol play.

En realidad, todo el mundo sabe rolear, si sabe leer y escribir y tiene un mínimo de imaginación inherente a las facultades humanas. Pero quizá alguien se pueda sentir más seguro con algunas pautas, guías, o ayudas. Sin ser ninguna autoridad en el tema, voy a improvisar algunos consejos e indicaciones, que tal vez, en algún momento, puedan llegar a servir de algo para alguien.

Empecemos por lo básico: el papel del jugador. Sé que esto parece evidente, pero un jugador de rol no es un escritor. Quizá sea uno frustrado (¡como yo!) o trabaje de eso en el mundo real, pero cuando estamos aquí, tenemos que dejar de lado algunas de las cualidades de escritor. Me explico: no me estoy refiriendo a la calidad literaria, a la riqueza de vocabulario, a la sensibilidad, o a cualquier otra cosa en la que podáis estar pensando. Me refiero al hecho simple de que un escritor inventa historias, mientras que un roleador las continúa. Ya sea partiendo de una historia general, o de un post ya comenzado, el roleador sólo puede responder a una situación ya planteada. En cierto sentido, el rol es un trabajo en equipo. Uno puede ser un gran escritor y un pésimo roleador si no entiende que la historia se construye entre todos.

Como todo en la vida, esto tiene sus cosas buenas y sus cosas malas. A la hora de escribir un cuento, la libertad es máxima: coges papel, boli (u ordenador) y te pones a escribir según tus propias normas. Pero al hacer una partida de rol, tienes ciertas limitaciones. Para empezar, dependes de lo que haya puesto el usuario anterior; pero además no puedes actuar como narrador omnisciente: tan sólo puedes hablar de tu personaje, y si acaso reinterpretar lo que tu personaje percibe del otro, pero no puedes inventarte sus emociones. En definitiva, multicuentas aparte, en el rol sólo puedes controlar a un personaje. No te puedes anticipar a lo que va a realizar el otro usuario, así que tienes que ceñirte a un tiempo de acción muy limitado (o pactarlo con el otro implicado).


Consejos Generales


Lo primero que hay que tener en cuenta es que todos tenemos días buenos y malos. Les pasa a los escritores, y nos pasa al resto en cualquier aspecto de nuestra vida. Así que no hay que deprimirse al primer post cutre, o ante la falta de inventiva, ni tampoco merece la pena enfadarse si alguien “nos estropea el rol” en uno de esos días nefastos.

Para hacer un buen rol, una vez tenemos claro en qué consiste eso de rolear, lo principal es saber meterse en el personaje. No es necesario ser especialmente empático, basta con conectar con él de alguna forma. En fin, es vuestro personaje, lo habréis creado/escogido por algo. No tiene por qué resultar difícil. Una vez conseguido, el resto saldrá por sí mismo, ya que sólo hay que ser coherente con los rasgos que definen a nuestro personaje. A veces ayuda pensar en el personaje como si fuera uno mismo. Simplifica las cosas.

Pongamos el caso de que os toca empezar un rol. Si no sabéis como comenzar, hay una serie de preguntas sencillas que os pueden ayudar:

- Para saber dónde hacer el rol: ¿de dónde soy yo? ¿de dónde es el personaje con el que voy a rolear? ¿Dónde tendría sentido que estemos ambos?

Ejemplo: Pepito Gomaflautez es del Norte, mientras que Gilberto Villaflores es del Oeste. Así pues, se decide comenzar en el río, que es frontera de ambos reinos y a los dos les será fácil encontrar una razón para estar allí.

- Para iniciar un tema sin ninguna clase de antecedente ni rol previo: ¿en qué momento del día quiero que suceda? ¿Qué estaría haciendo yo (mi personaje) a esas horas del día? ¿qué me podría haber llevado al sitio donde va a tener lugar el rol? ¿qé he hecho yo hasta el momento de encontrarme con el otro personaje? ¿cómo es mi estado de ánimo? ¿cómo me siento?

Ejemplo: Pepito Gomaflautez, quien inicia el tema, decide que ocurra por la tarde. Es curandero, y ha habido una pelea en los alrededores de su aldea, así que ha tenido un día duro. Cuando terminó con su último paciente, decidió dar una vuelta para despejarse y estar sólo un rato.

- Para describir el encuentro con el otro personaje: ¿Es un encuentro planeado o por accidente? ¿Nos llevamos bien, o mal? ¿Me alegro de verle?

Ejemplo: Pepito Gomaflautez no deseaba estar con nadie, por lo que por su parte no es un encuentro planeado, sin embargo el usuario de Gilberto Villaflores decide que su personaje anduviera en busca del otro, por lo que, tras horas de búsqueda infructuosa, da con él a orillas del río. Gilberto se alegra de verle, pero Pepito no demasiado. Su relación es mayoritariamente cordial.

Una vez se tienen ciertas ideas claras, se puede comenzar el rol. Por supuesto, a la hora de la verdad uno se hace estas preguntas de forma inconsciente. Y luego hay muchos que simplemente se lanzan a escribir e improvisan, como es mi caso, la mayoría de las veces. A continuación, siguiendo los ejemplos de arriba, os dejo una muestra de cómo sería el rol entre Pepito Gomaflautez y Gilberto Villaflores. No pretende ser una obra de arte, sino tan sólo medianamente ilustrativo.

USUARIO 1
Pepito terminó de coser al herido. Le puso también una crema que él mismo había elaborado, a base de ciertas hierbas con propiedades anestésicas. Con aquellos cuidados, su paciente lograría dormir algunas horas, que le hacían buena falta después de las heridas que había sufrido. Mientras recogía sus instrumentales y se despedía del enfermo, dedicó una mirada ceñuda a las plumas que había por el suelo, pruebas innegables de lo que había sucedido: un grupo de Humanos del Este se había introducido en sus territorios, y el enfrentamiento había sido inevitable. Había habido dos muertos, y tres heridos de gravedad. Pepito había tenido un día complicado.

Faltaba poco para que el sol comenzara a ponerse, y él necesitaba un poco de tranquilidad. Temía que, si permanecía por más tiempo en la aldea, empezarían a acosarle los amigos y familiares de los heridos con más preguntas de las que estaba en su mano responder. Así que, con algo de discreción, se alejó de allí a la carrera, veloz como buen norteño, tratando de no ser visto. Corrió durante un buen rato, consciente de la dirección que seguía pero sin un rumbo concreto. Finalmente, terminó en un lugar que conocía bien: los alrededores del Río Leva.

Se echó sobre la hierba, húmeda porque había llovido recientemente, y estiró ambos brazos, en cruz, dispuesto a no hacer nada más que concentrarse en su respiración. Sin embargo, para su frustración, escuchó el inconfundible rumor de unos pasos acercándose.

USUARIO 2
Gilberto había cabalgado durante horas. Siendo francos, ni siquiera había comido, y sólo había parado para que su caballo bebiera y no pereciera por el esfuerzo. Buscaba con desesperación un curandero, uno concreto: el único del que se fiaba para una necesidad tan comprometedora como la suya.

Cuando llegó a la aldea del Norte [donde por cierto, no fue bien recibido] supo que había sido el escenario de una pelea. Se veía en las caras de la gente, y en la forma en la que empuñaban sus espadas, pensando que Gilberto venía a atacarles también. No encontró ni rastro de la persona a la que buscaba, y se volvió loco preguntando por todos los rincones si alguien había visto a Pepito Gomaflautez. Por suerte, un muchacho creyó ver cómo se marchaba corriendo, rumbo al río, y Gilberto le tomó la palabra. Volvió a montar sobre su caballo, y fue en busca del curandero.

Para cuando llegó a las inmediaciones del río, le dolía todo el cuerpo, en especial la entrepierna de tanto cabalgar. Llevaba dos días montando a caballo y sentía los músculos agarrotados. Se bajó de la montura y caminó. No tardó en encontrar a quien buscaba, tumbado en la hierba. Se acercó a él, y supo que había notado su presencia. Sin preámbulos, fue directo al grano:

- Te necesito. Me da igual que seas extranjero: tienes que ayudarme. No puedo acudir a nadie más.

Después le tocaría responder de nuevo a Pepito, como es obvio. Es importante dar pie a la entrada del otro personaje, así como realizar alguna acción externa que provoque cierta reacción en el otro [si sólo ponemos pensamientos, dificilmente nos podrán contestar]. No tiene mucho misterio. Quizá, lo más complicado sea entender el mecanismo de un foro si es vuestra primera vez. Ya sabéis que, para cualquier duda, problema, o frustración general, Jon Winter y yo estamos a un mp de distancia.


Crear Un Personaje


Tanto si utilizáis un personaje canon, como si inventáis el vuestro propio es importante tener bien claras sus características a la hora de rellenar la ficha. Pensando sobretodo en los que tienen que crear un personaje desde cero, aquí van algunas orientaciones. Esto no pretende ser una guía sobre cómo crear un “buen personaje”, porque eso no siempre es objetivo; para mí X puede ser un gran personaje, y para otra persona puede ser bastante malo, en términos de calidad. No se busca el “personaje más elaborado” ni el “más completo”. Tampoco trabajamos en términos de bondad o maldad, porque algunos de los mejores personajes de nuestras historias favoritas, son “los malos de la película”. En resumen, muchas veces, los malos molan. Así que, partiendo de la base de que cada uno es cada uno y tiene sus cadaunadas, y que por tanto cada personaje será diferente, y por ello buenoen su diferencia, ¿qué debe tener un personaje de rol?

- SÉ REAL, PERO EN SU JUSTA MEDIDA.

Señores, para realismo y verosimilitud ya tenemos el día a día de nuestras vidas normales. Yo veo los rols como “el paraíso de la imaginación”, donde puedo ser otra persona y donde las cosas suceden, más o menos, como yo quiero que sucedan. A la porra la realidad.

No obstante, los extremos nunca son buenos. Creo que nunca hay que perder la coherencia. Puedes disfrutar de una pelea de espadas super estupenda donde tu personaje acabe sangrando como un cerdo pero al final no muera, pero si todos tus post son así, terminará por no ser creíble. Y en el momento en el que deje de ser creíble, el rol pierde su gracia.

Un profesor de mi carrera dijo una frase con respecto al teatro que creo que se puede extrapolar a la literatura en general, y en ésta ocasión meto el rol dentro de la literatura: “En el teatro, el creador y el público hacen un pacto, en el que el espectador acepta ciertas cosas que en la vida real resultarían chocantes, como por ejemplo que Alejandro Magno (macedonio) hable un perfecto español.” Aludiendo a ese pacto os digo que, si lo pensáis, ciertas cosas que podéis llegar a leer en la literatura y en los rols, no son cien por cien realistas, y sin embargo las damos por buenas. No me refiero tanto a la fantasía, que por definición se aleja de la realidad, sino a ciertos detalles. Por ejemplo: que dos personas se enamoren al primer contacto, y que su relación marche como la seda, hasta que al final ocurre una tragedia espantosa e improbable, que todos aceptamos como posible. O que los personajes hablen sin vacilar en ningún momento, y que las espadas no se caigan de sus manos, que las miradas digan mucho más que las miradas de la vida real, etc. Todo eso, mientras no se rompa el pacto, está bien. Forma parte de la literatura. Yo no desearía leer algo que me sucede a mí todos los días. Sin embargo, “nuestro deber” es impedir que ese pacto se rompa. Ese es el punto de realismo que debemos introducir en nuestros roles. El límite que no hay que traspasar lo elige cada uno, pero todos tenemos un instinto para verlo. Es lo que a veces nos lleva a la conclusión de que un rol “no funciona”.

- UN BUEN PASADO

Y no me refiero a una historia llena de dramas, muertes y traumas varios. Es el error de muchos roleros, y me temo que es uno en el que yo caigo con frecuencia. Nuestro personaje necesita un antecedente; algo que lo haya marcado, de la misma forma que todos los seres humanos son el fruto de sus circunstancias. Pero no es necesario que haya llevado una vida horrible y espantosa, porque si nos pasamos por ese lado caemos en la ruptura del pacto del que os he hablado antes. No obstante, el riesgo de que un personaje haya tenido una vida de rosas es el de que resulte aburrido, anodino, y demasiado corriente. Desde mi punto de vista, esta parte requiere de cierta maestría, que puede suplirse con algo de dedicación. He visto a gente que sostiene que "no tiene imaginación”, inventarse pasados realmente interesantes.

- UNA PERSONALIDAD ENVOLVENTE.

Soy de esas personas que opinan que el ser humano no es ni blanco ni negro, sino gris. No hay nadie completamente bueno ni nadie completamente malo. Si no hubiera en nosotros ni pizca de maldad, no habría mérito en ser una buena persona, porque es lo que todos seríamos. De la misma forma considero que nadie puede ser cien por cien malvado, porque la maldad por sí sola no tiene sentido. Las malas personas son así por algún motivo de su pasado, o por una serie de circunstancias tanto elegidas como no elegidas. La vida es un libro en blanco que uno va escribiendo con los actos. Nadie nace malo. Nadie es sólo maldad.

Filosofía aparte, es algo que hay que tener en cuenta para la personalidad de nuestro personaje. Hay que conocer sus motivaciones en la vida, su forma de relacionarse con los otros y consigo mismo, su forma de pensar, su forma de sentir. Lo normal es que las personas estemos en continuo conflicto interno. ¿Cuáles serían los conflictos de tu personaje?


***

Pese a todas estas indicaciones, lo que en verdad determina si un personaje es realmente bueno, o desastrosamente malo es la interpretación; es decir, la capacidad del usuario de adaptarse a las pautas de personalidad marcadas en el momento de rolear.







avatar
Eloisse Aspurg
Reina en el Norte
Reina en el Norte

Mensajes : 377
Fecha de inscripción : 05/05/2012
Edad : 41
Localización : Palacio del Norte

Ver perfil de usuario http://humanbreeds.foro-activo.es

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.